1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

En las pasadas semanas se comunicó de forma oficial a la Dirección y Profesorado del Colegio Loyola la decisión acordada por los órganos directivos del Instituto Escolapio de proceder al traslado de la comunidad religiosa y representación de la Titularidad que hasta ahora residía en el Colegio de Oviedo, una vez finalice el presente curso escolar.
Antes de alentar cualquier interpretación errónea de estas decisiones, desde la AMPA nos hemos puesto en contacto con el Colegio para conocer los efectos y consecuencias de estos cambios. Nos indican que obedecen a razones organizativas, estratégicas y logísticas definidas desde los órganos de gobierno institucional, superiores al ámbito competencial del propio Colegio y basadas en la imposibilidad de mantener presencia de religiosos de forma permanente en todos los Colegios Escolapios, “lamentablemente esto ya no es posible en bastantes de ellos, debido a la edad de los religiosos y a la falta de relevo generacional”.
Mediante una carta enviada por el Asistente de Gestión Educativa y el Padre Provincial nos confirman que estos cambios, en ningún caso, supondrán la mínima alteración de la titularidad, objetivos, principios y formas de funcionamiento del Colegio Loyola Escolapios, ni por supuesto cambio alguno respecto a los alumnos o la relación con las familias. (“En ningún momento la Orden de la Escuelas Pías ni la Provincia Escolar de Betania ha contemplado la posibilidad de vender, abandonar o cerrar el Colegio Loyola de Oviedo”.)
La preocupación de la Orden de la Escuelas Pías pasa por “atender a los religiosos mayores en el lugar más adecuado posible, y por ayudar a que las obras educativas sigan adelante con el compromiso de la comunidad docente y la confianza de las familias”.
Así, tanto la Dirección del Centro como todo su equipo de profesores y personal no docente continuarán con los modelos de gestión y plena sintonía con los valores escolapios presentes en el Centro desde su fundación.
Desde la AMPA, como representantes de los padres y madres del Colegio, colaboraremos en la medida en la que se nos requiera para que el Centro siga persiguiendo la excelencia, siendo todos conscientes que aunando objetivos en torno a los mismos principios será posible alcanzar los mejores logros para cada uno de los alumnos.