Desde la AMPA estamos asistiendo al desconcertante inicio de curso que se desarrolla en el Principado de Asturias y, consecuentemente, en el Colegio Loyola.
Estamos muy preocupados e inquietos por saber cómo se va a abordar este curso repleto de incertidumbre. Los mensajes que se reciben a través de los medios de comunicación e incluso por los canales oficiales son contradictorios, sesgados y frecuentemente muy poco definidos y excesivamente generales.
Los padres y las madres necesitamos respuestas concretas a preguntas concretas para organizar nuestros horarios y las obligaciones que tenemos con nuestros hijos y nuestros quehaceres. También atención específica para aquellas familias que lo requieren.
Entendemos que la autonomía del Colegio es prácticamente nula porque todas sus decisiones están sujetas a las directrices marcadas por las autoridades sanitarias y académicas del gobierno autonómico y estatal, y agradecemos sus comunicaciones en medio de tanto desconcierto y falta de precisión, pero nos vemos en la obligación de solicitar al Colegio y a los órganos implicados un mayor compromiso con la transparencia y la información clara.
Asumimos que todo puede variar de un momento a otro en el caso de que se produzca cualquier brote, pero creemos que no debe ser obstáculo para que se organice una vuelta al Colegio previsora, ordenada y segura.

Nos parece inaceptable la indefinición existente respecto a la forma de impartir clases de forma “semipresencial” en 3º y 4º E.SO. y nos surgen inquietantes preguntas sobre la extensión y significado de tal novedosa categoría, así como los medios y aplicación práctica de esa forma de enseñanza: ¿asistencia en días alternos? ¿la mitad del temario on line? ¿en otros horarios? ¿transmisión de las clases? ¿trabajo extra para el domicilio? Exigimos mayor precisión sobre este despropósito.
En lo que respecta a las etapas inferiores de la formación confiamos en el esfuerzo del Colegio por organizar las aulas conforme protocolos sanitarios y agradecemos el esfuerzo de toda la Comunidad Educativa por cumplir con lo ordinado. Confiamos en la seria organización responsable de padres y madres al recoger a los alumnos para no perder los esfuerzos de grupos y aislamiento que se aplicarán, si bien esperamos instrucciones claras.
También solicitamos certezas con respecto al funcionamiento del Comedor, transporte escolar, extraescolares y programa madrugadores. Estos servicios son esenciales para la organización de horarios de muchas familias y su indefinición se debe aclarar cuanto antes.

En la AMPA hemos creado un nuevo buzón (covid@ampaloyola.org) para la atención de las necesidades especiales que pueden requerir las familias de cualquier etapa ante las complejidades sanitarias del alumno o de las personas que le rodean. Haznos llegar tu situación y se canalizará al Colegio u otros organismos. La atención de las necesidades especiales debe ser un objetivo de toda la Comunidad Educativa con el que estamos comprometidos.

Sabemos que no son tiempos fáciles para nadie. Sabemos que no toca desaprovechar el tiempo criticando sin aportar soluciones, pero por otro lado, pensamos que cada uno desde su responsabilidad debe perseguir una actuación coherente y definida conforme un guion determinado, sin descargar responsabilidades pero sin perder derechos y el derecho a tener información y certezas es el mínimo que debe ofrecerse a todos los padres y madres del Colegio. La enseñanza y formación de los alumnos está en juego.
Creemos imprescindible abordar desde todas las instancias la desastrosa comunicación con la que se está gestionando esta situación excepcional. Agradecemos el trabajo que -estamos seguros- ha desarrollado el personal implicado en la organización de los cursos, pero solicitamos que se proceda a una revisión crítica de cómo se ha previsto el inicio del curso pues más parece que la improvisación ha sido el único elemento definitorio.

Confiemos en que, en el caso de que salten alarmas sanitarias -que saltarán- no se obligue a que las familias sufran el mismo desconcierto bajo la reiterada apelación a su paciencia.